El Gobierno regional estará al lado de los colegios religiosos y concertados murcianos en la defensa de sus intereses ante el «ataque» que algunos ven en la reforma de la Lomce del Gobierno de Pedro Sánchez, que devalúa la asignatura de Religión y frena la expansión de los centros privados sostenidos con fondos públicos. Lo reiteró ayer la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, quien aseveró que su Gobierno defenderá la asignatura de Religión y la libertad de elección de centro de los padres en el Congreso de Escuelas Católicas celebrado ayer.

«Estamos viviendo un momento de vital importancia. La ley plantea un ataque directo a la concertada y a la asignatura de Religión. El Gobierno regional no va a permitir que en la Región se ataque la libertad de educación; vamos a seguir apostando por una educación pública fuerte y de calidad y a defender una educación concertada pública y de calidad», resaltó la consejera, quien recordó que más del 70% de alumnos murcianos estudian Religión porque «así lo eligen ellos o sus familias en total libertad, por lo que apostamos por que se mantenga».

Martínez-Cachá puso en valor el trabajo desarrollado por las Escuelas Católicas y subrayó que «mientras el Gobierno de la nación ha redactado un anteproyecto de ley educativa que atenta contra la libertad de las familias, desde el Gobierno regional defendemos un modelo educativo fundamentado en los principios de calidad, libertad y equidad. También defendemos un refuerzo de las libertades educativas, porque la libertad es garantía de calidad, y el texto de la reforma supone una vulneración flagrante de la libertad de los padres y madres respecto a la capacidad de elección de centro y al modelo educativo que quieren para sus hijos», remarcó.

Más del 70% de los alumnos murcianos escogen la asignatura confesional

El congreso, durante el que se puso de manifiesto el temor por la aplicación de la nueva ley, consta de diez talleres, en los que participarán unas 30 personas, y 7 ponencias en las que se compartirán conocimientos sobre neuroeducación y neurodidáctica con el propósito de que conociendo el funcionamiento de los procesos cerebrales «como la emoción, la curiosidad, la atención o la memoria, se puedan potenciar y mejorar las capacidades, se detecten los posibles déficits y el clima social positivo, optimizando así los procesos de aprendizaje», destacaron los ponentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies